Ésta web es nuestro pequeño tributo a todos los coches clásicos e históricos que han marcado un antes y un después de una época o que nos hayan marcado en nuestras vidas. Si tienes alguna sugerencia de un modelo en concreto no dudes escribirnos.

El Blog de los Coches clásicos

Balilla 508

La nostalgia siempre ha vendido mucho más que cualquier otra estrategia publicitaría inventada por el hombre. Y es que todos queremos comprar las cosas que de niños nos hubiese gustado tener, independientemente del motivo por el cual no hayamos podido adquirirlas (social, económico o circunstancial), nuestro niño interior siempre se encuentra en la búsqueda de obtener dichas cosas. De este sentimiento no escapan los coches. Comprar el coche que deseabas cuando tenías 16 años es un sueño hecho realidad, pero como el tiempo no pasa en vano, puede que el coche de tus sueños cuya simple idea de comprarlo te mantuvo despierto durante incontables noches, ya sea catalogado como “coche viejo”. Hoy te vamos a explicar las diferencias entre los coches viejos, clásicos e históricos y las distintas categorías que puede adquirir un coche con cierta antigüedad, las ventajas y desventajas que tiene adquirir un coche con estas condiciones.

Aquí podrás encontrar las Historias de diferentes marcas de coches:

Historia de la marca Seat Seat 131 Supermirafiori | Historia de la marca Renault | Historia de la marca Citoën

¿Que es un coche viejo?

España tiene como norma general que todos los vehículos con más de 10 años de antigüedad son catalogados como coches viejos. En otras palabras, si tu coche tiene más de 10 años contigo es un coche viejo. Pero no pasa nada, se estima que para 2019 8 de cada 10 coches en nuestro país entren dentro de esta categoría.

Antes de continuar con las siguientes divisiones o motes que se le dan a los coches según su antigüedad, hay que aclarar lo siguiente, este mote de “coche viejo” es un intervalo más que una cantidad de años exacta, al final del artículo vas a entender perfectamente a que nos referimos con este párrafo, de momento mantén presente en tu mente que al superar la barrera de los 10 años ya el coche se considera como viejo.

Pero ¿que tiene que ver esto de los coches viejos con los coches clásicos? Pues todo. Los coches pueden ser vistos como teorías sobre grupos ¿no te suena familiar esto? Es cuando agrupas a varios agentes que comparten alguna similitud en común, y dentro de esta agrupación se encuentran otras agrupaciones. Así, todos los coches clásicos son coches viejos, pero no todos los coches viejos son clásicos. Esto es consecuencia de que el siguiente nivel después de ser un coche viejo, es convertirse en un coche clásico, pero ojito con esto que no es tan sencillo, para que un coche pase de ser viejo a clásico este debe cumplir una serie de requisitos, una vez alcanzadas las exigencias (que pueden variar dependiendo de las normas establecidas por el propio ayuntamiento de cada comunidad) es que se alcanza la actualización de coche viejo a coche clásico. Pero de esto te vamos a comentar con más detalle en las próximas secciones, de momento veamos las ventajas y desventajas de conducir un coche viejo.

Ventajas de conducir un coche viejo

Pero no todo es malo con respecto de comprar y manejar un coche viejo, existen razones que le hacen una buena opción, en ocasiones hasta un poco más práctico que conducir un modelo del año, comencemos a ver cuáles son las ventajas de conducir un coche viejo:

– Sin miedo ante las ralladuras, y es que siempre y cuando no se trate de tu coche soñado de la adolescencia, puedes aparcar en casi cualquier lado, inclusive entre dos autos más grandes sin el miedo a que te vayan a rallar el coche.

– El maletero es más grande, y esta afirmación ventajosa no tiene que ver con el modelo del coche o las dimensiones físicas reales del modelo, es más una cuestión psicológica que nos hace querer mantener nuestro coche nuevo inmaculado, preservando el plástico de los asientos por años, con un coche viejo puedes usar todo su volumen como maletero a modo de furgoneta.

– Son más baratos de mantener, mientras siga siendo legal puedes comprar recambios en los desguaces y te saldrán hasta con un 80% de ahorro, además que al llevar mucho tiempo en el mercado hay mayor cantidad de fabricantes de repuestos, por ende el espectro de precios es más amplio.

– No se deprecia su valor con el paso de los kilómetros, al comprar un coche nuevo y rodar un par de kilómetros fuera del concesionario automáticamente se deprecia su valor, en otras palabras por cada kilómetro recorrido disminuyes el valor de tu coche nuevo, por el contrarío un coche viejo ya vale lo que vale, sí, por más que recorras kilómetros con él su precio ya no puede caer más.
Pero como no todo es luz y esperanza con nuestros queridos coches viejos, es momento de que comencemos a comentarte sobre las mayores desventajas.

Desventajas de conducir un coche viejo

– Menor cobertura en los seguros, la tecnología avanza rápidamente y mientras la fórmula 1 siga brindando avances tan relevantes como los obtenidos durante la carrera espacial por llegar a la luna, la industria del automóvil continuará creciendo, los coches son cada vez más seguros y asegurar un coche viejo es más y más complicado por esa misma falta de seguridad en comparación con los modelos más modernos.

– Seguridad comprometida, y es que dependiendo de que tan viejo sea tu coche puede que este no cuente con sistemas de seguridad como los frenos ABS, carrocería contra impactos, airbags y otra larga lista de etcéteras.

– Menor rendimiento, las revisiones de rutina se producen en menos kilómetros, mientras que un coche nuevo pisa el taller cada 20 a 30 mil kilómetros, los coches viejos suelen hacerlo cuando se acercan a los 15 mil.

¿Que es un coche clásico?

Aquí era a dónde queríamos llegar, pero no se podía lograr sin definir detalladamente las características que definen a un coche viejo ¿recuerdas que te decíamos que era un “intervalo”? Esto se debe a que una vez pasa la barrera de los 25 años un coche viejo se transforma en un coche clásico. Pero esto tiene mucha letra pequeña, ya que no todos los ayuntamientos tratan este tema de la misma manera o con los mismos requerimientos, vamos a desentrañar los detalles uno a uno.

Primero que nada, hay varios ayuntamientos que desean extender este tiempo a los 35 años, así un coche se consideraría “viejo” si tiene más de 10 años pero menos de 35. Dichos años se cuentan a partir de la primera fecha de matriculación del coche, en caso de que la documentación se haya extraviado o desaparecido, entonces se tomará como referencia el año en el cuál dicho modelo se dejó de fabricar.

La coletilla es muy importante para que un vehículo sea considerado como coche clásico, y es que por ejemplo hay ayuntamientos que sólo consideran como coches clásicos, a todos aquellos coches que hayan cumplido los 25 años antes de la declaración de exención de impuestos, así que para dicho ayuntamiento sólo se consideran como “clásicos” a todos lo coches fabricados antes de 1971, puesto que la declaración se oficializó en 1996. Esto a fines de que el coche disfrute de los beneficios de ser considerado como clásico, en este caso concretamente la exención de impuestos.

En resumen podemos definir que un coche es clásico si este ha superado los 25 años de antigüedad, contados a partir de la fecha en la cual se efectuó su primera matriculación. En algunos ayuntamientos se quiere que este umbral sea aumentado hasta los 35 años. En otros ayuntamientos los coches clásicos que optan a las exención de impuestos son aquellos que ya habían cumplido los 25 años de antigüedad cuando se declaro dicha exención.

Pero la historia no termina aquí, la siguiente evolución de los coches, lo que comienza como un coche viejo se transforma en un clásico que puede optar a convertirse en un coche histórico, vamos a comentar cuanto menos un poco sobre esto.

¿Que es un coche histórico?

Teorías de grupos, así fue como intentamos explicar este artículo cuando apenas te comentábamos qué era considerado un coche viejo, y es que ya sabemos que todos los coches clásicos son coches viejos, es natural pensar entonces que todos los coches históricos son coches clásicos, y es que aquellos coches clásicos que cumplan con una serie de requisitos pueden ser matriculados como coches históricos, vamos a revisar cuáles son dichos requisitos.

Requisitos necesarios para que un coche clásico pueda ser matriculado como coche histórico:

– El coche debe mantener la mayor similitud posible con su estado de fábrica original, en caso de que este presente modificaciones, estas deberán ser acordes con las que se realizaban en dicho coche durante la época en la que fue comercializado.

– Informe de que el coche es de interés para optar a la categoría de vehículo histórico, este debe ser emitido por el fabricante del coche o por algún club de coches clásicos, también puede ser un informe que demuestre con pruebas que el vehículo fue participe de algún evento histórico en nuestro país o que perteneció a una figura de sociedad reconocida.

– Informe emitido por un laboratorio oficial encargado de certificar vehículos históricos, en la mayoría de comunidades puedes encontrar ingenieros industriales certificados como laboratorios oficiales para certificar vehículos históricos, realizan una ITV muy específica que verifica el estado del vehículo, varía en costo entre los 150 euros hasta los 400 euros, todo depende de si el profesional debe moverse hasta una locación para hacer la evaluación, o si le llevamos el coche hasta su respectivo recinto.

Pasos para matricular un coche como vehículo histórico:

Con los requisitos listos, basta con seguir estos pasos para terminar la matriculación como vehículo histórico.

– Solicitar a la industria de la comunidad autónoma que se catalogue el vehículo como coche histórico.

– Solicitar la ITV de coche histórico que demuestre que el vehículo puede circular con normalidad.

– Ya sólo queda ir a la jefatura de tráfico y pedir que nos matriculen el vehículo como coche histórico.

Ventajas de conducir un coche histórico:

Como las desventajas ya las sabemos, puesto que la teoría de grupos nos hace entender que todos los coches históricos son coches viejos, y ya te hemos comentado sobre las desventajas de conducir un coche viejo, vamos a enfocarnos en las ventajas solamente:

– Las ITV son en periodos más largos, al tener tu vehículo registrado como coche histórico pueden pasar de 2 a 4 años antes de que requiera aprobar otra ITV, lo extenso de este lapso de tiempo dependerá de cuantos años tenga el coche.

– La re-valoración del coche, y es que todos los coleccionistas de coches clásicos valoran mucho que el vehículo se encuentre registrado como coche histórico, puesto que básicamente es una garantía de su originalidad.

– Como un corolario de la ventaja anterior, tenemos que es llamativo a la vista, todos querrán sacarse una foto contigo y tu hermoso coche.

Mitos sobre los coches históricos

No pueden recorrer más de 5 mil kilómetros por año, este es de los más arraigados y es que las aseguradoras se han encargado de convertirlo en un paradigma sobre el cual basan el seguro del coche, como entienden que un coche clásico es más propenso a sufrir accidentes por ser viejo, limitan su circulación para “reducir” el riesgo de accidentes.

Los seguros son más económicos, la verdad es que no. Lo cierto es que parecen ser más baratos, pero al revisar los términos y condiciones del contrato nos encontramos es con muchas restricciones.

No pueden ser vendidos al extranjero, al ser matriculados como vehículo histórico, nuestro coche clásico pasa a formar parte del patrimonio cultural de España, no obstante esto no tiene nada que ver con su comercialización, si este sofisma fuese cierto las obras de arte no serían comercializadas.